EL PERDÓN, UNA VÍA DE LIBERACIÓN



Vaya por delante que no soy muy entusiasta de la prosa de Paulo Coelho, sin embargo hoy vino a mi memoria este cuento sobre el perdón. Quiero compartirlo contigo. 


"El perdón"



EL PERDÓN NO ES OLVIDO


"Cuando crezcas descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. 
Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan. 
El perdón es una expresión de amor. 

El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo. 
Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos esencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidarlos. 

El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió. 

No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento. 
No es aceptar lo ocurrido con resignación.
No es negar el dolor. 

No es minimizar los eventos ocurridos. 

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes. Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente a la reconciliación con el agresor. 
Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos.  

No implica eso para nada, el perdón es ÚNICAMENTE PARA TI, y para nadie más. 
No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probable es que ésta persona no cambie y es más a veces se ponen hasta peor. 

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó. 
La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. 
Te tiene encadenado. 

El perdón se debe realizar sin expectativas, sin esperar que nada suceda. 
Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará. 

Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento. 

Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.
Entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra  vida es el EGO. 
EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor. 

No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene cómo ser cambiado. 
Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos. 

Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiará los hechos, lo ocurrido en el pasado, solo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada. 

La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes. 

El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario. 

Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas. 

Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer. 

Aceptamos que somos APRENDICES. 
Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir. 

Perdona para que puedas ser perdonado. 
Recuerda que con la vara que mides, serás medido"

En este podcast de EL TRAPECIO  AINHOA MALLO y yo charlamos en  profundidad de como utilizar el perdón para mejorar nuestra salud emocional y física. 


Además nos recomienda lectura inspiradora como el libro de Clarissa Pínkola, LAS MUJERES QUE CORREN CON LOBOS 

"Mujeres que corren con lobos"

A lo largo de sus páginas la autora nos invita ( a las mujeres) a un viaje por un mundo de hadas, leyendas, mitos interculturales, como pócima mágica para recuperar poder personal. 
Nos da las claves para sobrevivir en un mundo que aun pretende costreñir a las mujeres ahogando su esencia. 

Sobre el perdón señala cuatro fases:

1.- Si te están haciendo daño. APARTATE. Aléjate de quien o de lo que te hiere. Eso da perspectiva. Minimiza el malestar que puedas estar sintiendo. 

2.- En la distancia, practica la tolerancia. Abstente de castigar por el daño que te han hecho. Olvídate de venganzas y deja de darle vueltas a lo sucedido. De esta forma solo creas un vínculo con la situación o la persona que te ha herido. 

3.- OLVIDA. Arranca el recuerdo. Céntrate en ti. En lo que eres. En lo que deseas en tu vida. OLVIDA. OLVIDA. OLVIDA. 

4.- PERDONA. Da por pagada la deuda. EQUILIBRA TU VIDA. SIGUE AVANZANDO. 

"Equilibrio"







Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

CLAVES PARA DESARROLLAR NUESTRA COMPETENCIA SOCIAL

LECCIONES DE VIDA. CON LOS AÑOS APRENDÍ