VALORES HUMANOS. LA IMPORTANCIA DE CULTIVARLOS


Uno, una, aprende mucho de los otros viendo sus acciones. Estas acciones definen los valores de quienes están frente a nosotros. 

Para establecer relaciones saludables y armónicas deben existir valores comunes que sirvan de cohesión entre dos personas o un grupo de personas. 


Son el pilar donde se cimienta la identidad humana. Los hay sociales, culturales, humanos, UNIVERSALES. Estos últimos comunes a todas las naciones. 

Aportan estabilidad a la sociedad. Mejoran la convivencia. Dotan de dignidad a la persona. Orientan la actividad humana. Además en el proceso educativo y la configuración de la personalidad se van instalando como parte de la estructura interior de cada ser humano. Son directamente proporcionales a bienestar y felicidad. 

Más valores, mayores posibilidades de vivir una vida FELIZ. 


Deben enseñarse desde la infancia educando con el ejemplo. No importa si nosotros no tuvimos buenas referencias. Podemos cambiar. 

UNO PUEDE DECIDIR VIVIR UNA VIDA ÉTICA



Los valores universales son: 

HONRADEZ


Las personas honradas son íntegras en su forma de obrar. Son justas. Sinceras. Confiables. Nunca mienten  <No forma parte de sus parámetros morales> Ni roban, ni estafan, ni engañan de ninguna manera.

Cuando somos honrados fortalecemos nuestro carácter. Vivimos una vida más tranquila. 

PAZ


Es la sonrisa del alma. La paz interior. Sentimiento de bienestar que experimentamos cuando nos sentimos bien con nosotros mismos. 
Significa estar conectados con el presente aportando alegría. 

Somos, como decía Gandhi el cambio que queremos ver en el mundo. Si sentimos paz aportaremos paz. 

RESPETO


La palabra clave aquí es recicla. Recicla malas actitudes, experiencias, relaciones. Manda todo lo negativo a la planta de residuos tóxicos y con el estiércol obtenido abona un campo de buenas intenciones, relaciones saludables, respeto por el medio ambiente y todo lo que en él habita. 


JUSTICIA


Hermosa utopía vivir un mundo de personas justas, en tiempos donde la insolidaridad es cada vez más común. 


Contemplar una injusticia y no querer remediarla nos convierte en cómplices necesarios de la misma. Nos deshumaniza. 

VALENTÍA


Las personas justas son valientes. Las personas rectas son valientes, deben transitar un mundo lleno de injusticias y despropósitos con la cabeza alta y alma de guerrero para luchar contra los que dañan a otros. 

IGUALDAD



Debo confesar que aquí  hago una distinción entre buenas y malas personas (IGNORANCIA CONSCIENTE O PASIVA  para los budistas ) . Un ser deshonesto no merece ser tratado como a un igual. Solo lecciones, aprendizaje y conciencia



En este TRAPECIO ahondamos en la importancia en EDUCAR EN VALORES y facilitamos las claves de cómo poder hacerlo a través del juego.













 

Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

Seis virtudes y veinticuatro fortalezas de carácter de las personas evolucionadas y felices

LA ECLOSIÓN DEL YO

FELIZ DIA DE LA MUJER. La lucha continúa