ACEPTAR LOS PROBLEMAS

Más que aceptar los problemas este post debería titularse: Aceptar la realidad como  es. 

Una de las cosas que genera más sufrimiento es pelearnos con lo que nos está ocurriendo. 

Por mi mente se cruza ahora una escena muy graciosa vivida por mí hace un par de años cuando vino una representación del gobierno tibetano en el exilio encabezada por varios monjes. 

"Monjes budistas"


Yo era la encargada de llevarlos a los medios de comunicación para hablar sobre su cultura y filosofía. 
Estábamos esperando en la calle para entrar en una emisora de radio. Ellos iban vestidos con su hábito (le llaman Zen). De repente empezó a llover a mares y yo comencé a moverme como una "loca" para buscar refugio o conseguir un paraguas, mientras llamaba a la puerta de la emisora para que nos abriesen. 
Ellos ni se inmutaron. Seguían serenos, dejando que la lluvia les mojase y mirándome con una sonrisa dibujada en el rostro. 

Yo estaba nerviosa. Y les comenté: "No os preocupéis nos abren ahora". El único monje que hablaba inglés me dijo,"No estamos preocupados, es solo agua. ¿Por qué te preocupas tú?"


"Mujer bajo la lluvia"

Me paré, pensando para mis adentros "Es verdad porqué me preocupo". 


Me preocupaba por los pensamientos que tenía en ese momento sobre la lluvia cayendo de forma incesante. "Nos vamos a empapar. Vamos a coger una pulmonía. Me va a quedar el pelo hecho un desastre. Vaya pintas vamos a tener. Vamos a mojar las sillas del estudio"


Cómo no me iba a alterar si mi mente empezó de forma compulsiva a lanzarme todos esos pensamientos. Cómo no iba a tener tensión emocional si creía que podríamos coger una pulmonía. 


Este es un ejemplo de algo sin importancia pero que es muy gráfico para que puedas comprender que cuando aparecen los problemas lo que te genera  más sufrimiento es lo que piensas acerca de lo que te está ocurriendo. La historia que te cuentas.


Ya lo comenté en otro post AFRONTAR LOS PROBLEMAS DE MANERA EFICAZ


Lo primero que debes hacer cuando el viento soplé fuerte y estés ante un problema, sea del tipo que sea, es respirar profundo y tomar conciencia de qué te estás contando sobre lo que te está ocurriendo. 


"El poder de los pensamientos"

Hay realidades que no podemos cambiar. La muerte de un familiar. La traición de nuestra pareja. Un accidente. Una enfermedad grave. NO LO PODEMOS CAMBIAR. Pero sí podemos aliviar el dolor cambiando nuestra actitud. 


Una forma de parar la mente, es escribir en un papel todo lo que llevas dentro.Vuelca toda la rabia, todo el dolor, todo el sufrimiento. Deja que tu mente se exprese sin barreras. Déjala volar libre. Después pregúntate, quién serías si no tuvieses esos pensamientos, cómo te sentirías.



"Escribir pensamientos"

Te pongo un ejemplo. Tu pareja te engaña. Te miente. Sientes rabia y dolor. El ego entra en funcionamiento "Cómo me ha hecho esto. Es un tal un cual" o peor aún "Dejará de engañarme y de mentirme porque de verdad me quiere,CAMBIARÁ POR MI, bla, bla, bla"


Y puede que esto ocurra, pero con toda probabilidad cuando estés frente a una persona que miente te vas a encontrar con más mentiras, lo que te llenará de frustración. ¿Sabes por qué? Porque la realidad no es como deseas. Te niegas a aceptarla y pretendes adaptarla a tus expectativas o a tus valores.


Pero solo puedes cambiar tu interior. NO lo que ocurre fuera. No puedes cambiar a las personas o los infortunios del destino. Las personas cambian si ellas quieren, las desgracias forman parte de la vida de todos. Hay días soleados y días oscuros. 


ACÉPTALO. La última fase del duelo es la ACEPTACIÓN. A partir de ahí podemos volver a la vida reforzados. Vete directo, directa a esa última etapa. 


Controla tu mente,tus pensamientos negativos y grita para tus adentros: ESTOY EN PAZ CON LA VIDA. ACEPTO LO QUE ES. Y si duele mucho entrégalo a un poder superior. Sea tu supraconciencia o una deidad religiosa si eres creyente. "Hazte ahora tú cargo de esto porque yo no puedo" Y cree firmemente que así va a ser



"La paz"





Puedes estar años entrenando a un gato para que ladre. Pasarán los años y el gato seguirá maullando. 

No te pelees con la realidad exterior. Cambia de actitud y esa realidad también cambiará.

Y recuerda una precepto zen muy sabio. Lo QUE TE DE ENERGÍA DÉJALO EN TU VIDA, LO QUE TE QUITE ENERGÍA APÁRTALO DE TU VIDA. 


Sigue caminando. 



"El camino correcto"


Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

FRASES QUE INSPIRAN. LECCIONES DE SABIDURÍA

CUIDAR EL CORAZÓN

CLAVES PARA DESARROLLAR NUESTRA CREATIVIDAD