RITUAL DE PENSAMIENTOS POSITIVOS

Me gusta observar sonrisas. Sentada en un parque, mientras tomo una infusión de menta poleo en una cafetería, en la cola del supermercado,en un bus repleto de personas un día de temporal,de esos en los cuales la naturaleza parece hacer impracticables las aceras de la ciudad. 

La escritora Gabriela Mistral susurró al viento:

"Solo quisiera ser uno de los motivos de tu sonrisa,
quizá un pequeño pensamiento de tu mente por la mañana, 
o quizá un lindo recuerdo antes de dormir"

 Photo by Caju Gomes

Hay quien dice que detrás de una sonrisa hay una lágrima. Quizás el dolor decida adoptar esa forma conviertiéndose en valentía. En otras ocasiones es pura expresión de un instante feliz. Un mensaje de buenas noches. Un halago por nuestro nuevo corte de pelo. Un paisaje. Un imprevisto : esperar para cruzar la calle, pasar un coche de policía a toda velocidad después de llover de forma infinita y dejarte como recién salida de una piscina olímpica tras haberte marcado cincuenta largos.

Me ocurrió el otro día. A mi lado otra afectada del momento piscina olímpica. Se giró y con cara de enfado me dijo: La madre que....es para c...en todo". Yo sonreía. Me sentí protagonista de la escena final de Bridget Jones. Evito el spoiler. 




Yo sostengo que detrás de cada sonrisa hay un pensamiento, por eso hace tiempo comprendí la importancia de cuidar mi salud mental. No tomo solo smoothies ultra vitamínicos de desayuno para reforzar mis defensas y desintoxicar mi cuerpo, también tomo smoothies de optimismo. 
Le llamo MI RITUAL DE PENSAMIENTOS POSITIVOS. 
Lo creé buscando palabras que generasen buenos sentimientos y elaboré un decálogo con mis favoritas: 

Gracias
Feliz
Útil 
Oportunidad
Maravilloso
Amor
Confianza
Reconocimiento
Respeto

Con cada una de ellas desarrollé una frase con significado real para mí. Las escribí en un trozo de cartulina que me acompaña a todas partes.

Leerlas es mi detox mental cuando veo que me arrastra la corriente de la rutina o del estrés. Puede sonar poco prosaico o naïf, pero FUNCIONA. Cambia al instante un patrón mental negativo por uno positivo. 

Según un estudio publicado por el Hospital General de Massachusetts, elaborado por el equipo del doctor Herbet Benson,  la repetición de palabras positivas activa más de cuatrocientos genes relacionados con la reducción del estrés y modifica la estructura del cerebro hacia patrones mentales beneficiosos para la salud.

Una vez alguien dijo: Dime como piensas y te diré cual es tu destino
¿Te animas a hacer tu RITUAL DE PENSAMIENTOS POSITIVOS?




Entradas populares de este blog

FRASES QUE INSPIRAN. LECCIONES DE SABIDURÍA

EL CAMINO DE SANTIAGO INGLÉS. EL VIAJE DE LA CRISÁLIDA

CLAVES PARA DESARROLLAR NUESTRA CREATIVIDAD