ENCONTRAR LA SERENIDAD


Hace poco leí una reflexión sobre la presión a la cual estamos supeditados en este tiempo inconsistente que nos ha tocado vivir:

"La sociedad actual  nos somete a una frivolidad de acontecimientos que nos van produciendo una sensación de vacío, una especie de mareo existencial" Manolo Marín.

Recordé el libro AMOR LÍQUIDO del desaparecido filósofo polaco,  Zygmunt_Bauman

Bauman supo definir a la perfección la catarsis vivida en  el último siglo, donde las sociedades sólidas, basadas en valores integrados, se han diluido para dar paso a una era marcada  por la precariedad, la inestabilidad, el desasosiego existencial, y el individualismo de las personas. 




“Nos hallamos en una situación en la que, de modo constante, se nos incentiva y predispone a actuar de manera egocéntrica y materialista.”

"El amor es la supervivencia del yo a través de la alteridad del yo.”

“La vida social ya se ha transformado en una vida electrónica o cibervida.”

"Dicen que su deseo es relacionarse pero en realidad ¿no están más bien preocupados por impedir que  sus relaciones se cristalicen y cuajen?


Este egocentrismo asentado en una sociedad adicta al consumo, incluso de seres humanos, gracias al amplio abanico de redes sociales donde marcando unos parámetros uno o una puede buscar nueva "mercancía" si la actual no responde a esos parámetros exactos, nos está abocando al abismo del ser. 

Según datos recogidos por la OMS, uno de cada cinco niños tiene problemas de salud mental. Ha aumentado un 200% la tasa de suicidios en menores de 10 a 14 años. Hay 300 millones de personas en el mundo con depresión. Sí, has leído bien, 300 millones. 


El porqué de esta realidad abrumadora es que hoy estando más conectados que nunca, estamos más desconectados que nunca. Nos hemos olvidado del placer de la lentitud. Del consuelo caluroso que proporciona vivir con valores desde una mente en calma. 
Los antiguos lo sabían bien. La palabra serenidad proviene del verbo serenare, cuyo significado era DESPEJAR LAS NUBES DEL ALMA 

NO NEGOCIES TU TRANQUILIDAD
La serenidad es un estado interno del ser vinculado al bienestar emocional, y el bienestar emocional implica TRABAJO CONSTANTE hasta integrarlo en la psique. 
Lo primero que te recomiendo es que te hagas estas preguntas:
¿Quién soy?
¿Qué quiero?
¿Cuáles son los valores que me definen?
¿Qué PENSAMIENTOS, situaciones, personas o acontecimientos me roban mi serenidad?
Vete a un lugar bonito, pon música que invite a la relajación y deja que tu mano de forma automática responda a esas preguntas, como en una lluvia de ideas. Sea lo que sea. La crítica constante de mi padre, el tráfico de camino al trabajo, el autoritarismo de mi jefe, la agenda tan repleta, los estudios, los exámenes, el hablar en público, mi pensamiento de Yo no valgo, las mentiras, las meadas de los perros en mi portal.....Sí, escribe, escribe sin pensar. Aunque después algunas cosas te puedan parecer disparatadas. Créeme, no lo son. 
Ahora con toda esa información en tu PODER pasa a la acción.
LIBÉRATE DE TODO AQUELLO QUE TE DAÑA.VACÍA TU VIDA DE LO SUPERFLUO Y LLÉNALA DE SIGNIFICADO
Elige a conciencia tu EQUIPO A FAVOR. Cada persona con la que te relaciones va a afectar tu destino. Aléjate de las PERSONAS TÓXICAS, aquellas que ejercen la crítica, son negativas, drenan tu energía vital, son deshonestas o se aprovechan de ti. Pueden llegar a enfermarte. 
Muchas veces no te queda más remedio que lidiar con ellas. Si es alguien del ámbito laboral respira profundo, visualízate protegido/a dentro de una burbuja de color plateado y no te impliques con esa energía. No le abras la puerta. 

Si es un familiar, reduce las visitas y haz lo mismo. No alimentes dramas, no entres en ese juego perverso de manipulación que acabará por agotarte. Y si es una pareja o una amistad. Adiós muy buenas. 

Es la parte más difícil del proceso. A veces nuestro corazón decide amar a quien no valora nuestro amor. Lo digo por experiencia. DUELE. Pero a la larga compensa si tu meta es seguir creciendo y SER FELIZ



Otro aspecto importante es que busques la coherencia en tus actos. Si dices una cosa y haces otra, vas a estar dividida/o por dentro. Sé sincera/o siempre. Si no actúas en concordancia con tus valores o en concordancia con lo que manifiestas, no puedes vivir en armonía con el entorno y lo peor de todo, con tu interior. 
LAS MENTIRAS SON DECISIONES CON INTENCIONES que al final te llevarán a acumular fracasos y situaciones dolorosas
Aprende a darle a las personas su justo valor. RESPETA



Si la serenidad te la roba un infortunio del destino, como la pérdida de un ser querido, del trabajo,de la salud.NO TE RESISTAS. ACEPTA LA REALIDAD como parte del camino de la vida. TOMA CONCIENCIA DE LOS PENSAMIENTOS REPETITIVOS QUE TENDRÁS SOBRE LO QUE OCURRE e intenta neutralizarlos mediante la respiración consciente, la meditación o una charla reconfortante con un buen amigo de tu EQUIPO A FAVOR



Deja de juzgarte y acéptate como eres. Si necesitas cambiar aspectos de tu vida para evolucionar como SER HUMANO. ¿A qué esperas? Hazlo. Todos los días sale el sol. Aprende de los errores cometidos para no repetirlos (solo así se produce el cambio) y mantén un diálogo positivo con tu interior. 




Explora qué te aporta serenidad. Haz una lista y vete a por ello. Un paseo por la naturaleza, el abrazo de la persona amada, una cerveza con los amigos, el yoga, bailar, escribir, gritar, viajar, la sonrisa de tu hija/o, hornear pasteles...



Puedo decirte, por último, que lo que más aporta serenidad es tener una actitud de agradecimiento ante la vida, una mentalidad positiva, aceptar las adversidades, alejarse de lo estéril, lo baldío y SER UNA BUENA PERSONA. 

Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

CLAVES PARA DESARROLLAR NUESTRA COMPETENCIA SOCIAL

LECCIONES DE VIDA. CON LOS AÑOS APRENDÍ