No more Matildas. Una campaña para acabar con la discriminación de las mujeres en las ciencias. UN POST DIFERENTE

Quiero hacerme eco de una iniciativa imprescindible puesta en marcha por la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas de España AMIT , para que se escuchen las voces silenciadas por el olvido de excepcionales científicas que han contribuido con sus descubrimientos al avance y progreso de la humanidad




Fueron excluidas de los libros de historia por la injusticia de la discriminación machista. Ese sinsentido con origen en la ignorancia que trata de manera perjudicial a otro ser humano por su sus diferencias biológicas (el género)

Lo absurdo del asunto es que sus descubrimientos fueron muy válidos y eran admitidos, pero el reconocimiento a sus logros NO. Y NO, por el simple hecho de ser féminas en un mundo basado en el androcentrismo


Por ello el objetivo de esta campaña, según sus impulsoras, es devolver el protagonismo y la voz a las grandes científicas de la historia y despertar el estímulo entre las más jóvenes por la investigación, rompiendo el muro del estereotipo admitido por gran parte de la sociedad de que las mujeres no son válidas para las ciencias

Las mujeres no solo tenemos derecho a ser lo que deseemos, también tenemos capacidad para alcanzar lo que nos propongamos. El camino aún es largo

Los y las machistas no nacen. Se educan. Se educan en creencias y estereotipos erróneos sobre lo que "debe ser" un hombre y lo que "debe ser" una mujer

Todo comenzó en el pasado remoto cuando nosotras por nuestra biología nos dedicábamos más al trabajo reproductivo (cuidar del interior de la cueva) y el hombre al trabajo productivo (cuidar del exterior de la cueva) convirtiéndose con el paso del tiempo en el proveedor del sustento económico de la prole. Ahí comenzó el injusto sometimiento basado en una diferencia biológica, éramos las que traíamos a las futuras generaciones al mundo, por tanto debíamos permanecer un tiempo dentro del hogar al margen de los asuntos del exterior

Pero lo que debería ser motivo de respeto, fue el origen de la mentalidad de supremacía del hombre sobre la mujer, aún presente en gran parte de las sociedades actuales, obviando que nadie es más que nadie, salvo quizá por su nivel de humanidad y la calidad de sus valores


Ni machismo, ni hembrismo, IGUALDAD










Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

FRASES QUE INSPIRAN. LECCIONES DE SABIDURÍA

LECCIONES DE VIDA. CON LOS AÑOS APRENDÍ

CUIDAR EL CORAZÓN