NOCHE MÁGICA. FELICES REYES MAGOS

Esta noche en mi país, y en algunos países de latinoamérica, se celebra la noche de Reyes. Tradición recogida en la biblia por  San Mateo que describe como unos misteriosos magos llegaron a Belén desde Oriente guiados por una estrella

Llevaban como ofrendas, oro (para otro rey), incienso (como símbolo de culto), y mirra (una resina olorosa muy valorada en la antigüedad para elaborar perfumes)

En España esta fábula se convirtió en una fecha para  hacer regalos a nuestros seres queridos en el siglo XIX. Sobre todo para regalar sonrisas la mañana del día seis

 Y como de sonrisas últimamente andamos escasos y escasas, te propongo un instante de esperanza

Conéctate primero con tu oro interior, tu parte más positiva, tu reina, tu rey

Respira profundo en tu valor, hasta que sientas como impregna cada poro de tu ser

Entra en tu parte más sabia, tu super yo, tu conciencia superior, tu subconsciente o tu alma. Lo que se ajuste más a tu forma de ver el mundo

Limpia todo aquello que desprenda mal olor dentro de ti y alrededor de ti: sufrimientos inútiles, decepciones, enfados, toxicidad emocional, equipo en contra.....

Imagina como lo introduces en un saco y lo quemas para diluirlo junto al humo que se disipa en el infinito

Enciende un incienso o rocíate con colonia simbolizando el dulce aroma de tu ser libre de negatividad

Ahora es el momento de escribir una carta ilimitada de sueños

Qué harías, quién serías, si todo fuese posible, si tuvieses la tranquilidad de una cuenta corriente rebosante de dinero y tu situación económica no limitase tus sueños

¿Qué deseas para ti en la vida?

Permítete la alegría de la inocencia de tu infancia y sueña con tres majestuosos reyes concediéndote tus deseos en esta mágica noche

En el próximo post te contaré cómo elaborar un buen PLAN DE ACCIÓN 


FELIZ NOCHE DE REYES O DE REINAS 









Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

CLAVES PARA DESARROLLAR NUESTRA COMPETENCIA SOCIAL

LECCIONES DE VIDA. CON LOS AÑOS APRENDÍ