LAS EXPERIENCIAS DE NUESTROS ANTEPASADOS PUEDEN INFLUIR EN NUESTRO DESTINO

En los últimos años está emergiendo cada vez con más fuerza el campo de la epigenética, estudio de los cambios en la función de los genes que son hereditarios y no se pueden atribuir a alteraciones del ADN

Para hacerlo comprensible y no extenderme. Diferentes estudios muy rigurosos están demostrando que no solo heredamos los rasgos físicos de nuestros antepasados también podemos heredar experiencias, traumas y creencias; aún sin haber convivido jamás con ese familiar

Uno de los estudios más conocidos se realizó sobre descendientes de prisioneros de los campos de concentración nazi. Esos niños y niñas nacidos en un lugar seguro, a quienes no les faltó de nada, cuyas madres tuvieron embarazos saludables, nacían con bajo peso y niveles altos de cortisol, la hormona del estrés

Todos podemos aceptar tener los ojos azules de un bisabuelo

Pero, ¿Cómo heredamos, por ejemplo, el don de la música de un antepasado fallecido, si no hemos convivido en un entorno donde hayan fomentado nuestra educación musical?


Los investigadores sostienen que nuestras células contienen información de nuestro árbol genealógico

Es decir, las cosas que le ocurren a una persona a lo largo de su vida pueden cambiar la forma de expresión de su ADN, y ese cambio con toda esa información vital puede trasmitirse a la próxima generación

Un reciente estudio ha revelado con pruebas sólidas que el ARN mensajero de la información genética y sobre el que actúan las vacunas COVID, desempeña un papel determinante en la forma en la cual se heredan los efectos de un trauma, de las experiencias de vida...


Hasta ahora muchos profesionales del campo de la psicología o de la pedagogía contemplábamos dos factores relevantes a la hora de abordar una intervención

EL FACTOR AMBIENTAL: Entorno, infancia, educación, experiencias...

y EL FACTOR PERSONAL: Tipo de personalidad, creencias, biología...

A esta ecuación hay que añadirle el FACTOR HEREDITARIO epigenético: Experiencias de nuestro árbol genealógico remontándonos varias generaciones atrás 

Este dolor no es mío es la obra del psicólogo Mark  Wolynn, eminencia en Trauma familiar heredado. Un libro que nos lleva de viaje al pasado para descubrir posibles experiencias heredadas de nuestros ancestros que están impactando en nuestra vida actual


Basándose en su propia experiencia profesional  de años y la información recopilada de profusos estudios llega a conclusiones muy interesantes, entre otras cosas,  sobre las dinámicas invisibles que pueden afectar a las relaciones personales. Comparto alguna de ellas:

"Si uno de tus progenitores o antepasados tenían sentimientos negativos hacia su pareja

Es posible que tú conserves esos sentimientos, dirigiéndolos hacia tu pareja. Los sentimientos de descontento hacia la pareja se pueden transmitir a generaciones futuras

Eras el confidente de tu madre

Cuando los hijos varones intentan satisfacer las necesidades no cubiertas de la madre e intentaron proporcionarle lo que no recibían de su esposo, más adelante tendrán dificultades para comprometerse con una mujer. Se cierran física y emocionalmente temiendo que su pareja quiera o necesite demasiado. El niño varón que protegía a su madre suele establecer relaciones con mujeres con facilidad cuando es adulto. Hasta puede convertirse en un mujeriego. El remedio está en que estreche el vínculo con su padre

Has tenido demasiadas parejas o las ha tenido algún antepasado

Si es así has deteriorado tu capacidad para establecer vínculos en una relación de pareja que serán superficiales y no tendrán profundidad

Tu padre o tu abuelo tuvieron otra mujer a la que abandonaron

Es posible que tú como hija o nieta estés purgando el que hayan abandonado a esa esposa, quedándote sola o siendo abandonada por tu marido.  Debes reconocer a la primera esposa y darle su lugar. Dejar de ignorarla

Si tus padres o algún antepasado no eran felices en su matrimonio 

Es posible que tú no te estés consintiendo a ti mismo tener más de lo que tuvieron ellos por un sentimiento inconsciente heredado de lealtad que te impide ser feliz en una relación de pareja

Quejas o culpas a tu padre o madre o lo hicieron tus padres con los suyos

Es habitual que esa información la proyectes en tu pareja y la culpes de los sentimientos negativos que tienes hacia tu padre o madre"

Lo más reseñable de los avances de la epigenética es saber que " las consecuencias de nuestras propias acciones y experiencias pueden afectar a la vida de nuestros hijos, incluso mucho antes de que sean concebidos"

Saber esto nos puede hacer tomar conciencia sobre la forma en la cual elegimos vivir , las personas que elegimos para compartir nuestra vida y lo que hacemos a los demás

No hay acto más generoso  que dejarle a nuestra descendencia una herencia de felicidad y de buenas acciones 

Eso es amor, eso es amar





Sígueme en mis Redes Sociales

sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

OBJETIVOS 2022. PLAN DE ACCIÓN