EL BIENESTAR INTERIOR: DIEZ HÁBITOS QUE DEBES ABANDONAR PARA ALCANZARLO

Hoy recordé lo sencillo que es tener un momento de bienestar interior. Callejear de nuevo por mi ciudad un día lluvioso y atlántico hasta la médula, un reconfortante té de Matcha, conversaciones compartidas con amigas y la vida



Y es tan bonito procurarte un contexto de serenidad, protegiendo tu energía interior, con tu equipo a favor, recordando quien eres, respirando, saboreando ese delicioso té hecho de forma tradicional

La temperatura del agua adecuada, el cuenco de bambú, el chasen para batirlo y listo

El bienestar interior viene con receta. Necesita los ingredientes adecuados para obtener un resultado satisfactorio, evitando aquellos que puedan echarlo a perder

Estos son diez hábitos recurrentes que debemos desterrar para conseguir alcanzarlo: 

1. Abandonar la queja

La quejiquitis es el hábito por excelencia de las personas con mentalidad fracaso, esas que no hacen nada por cambiar, o asumir responsabilidades de facto

Además, ahora se ha demostrado científicamente que estar cerca de personas que se están quejando todo el día nos ROBA ENERGÍA

No estamos para desperdiciarla 

2. Dejar las excusas

En la línea de lo anterior
Se llama esqueísmo y se considera un síndrome

Esqueísmo: Dícese de la tendencia humana a buscar justificaciones (excusas) a su conducta tóxica en lugar de buscar soluciones o aprendizajes

3. Tener creencias limitantes

No siempre uno/a sabe que las tiene y debe hacer un trabajo de prospección para rescatarlas de la cueva y llevarlas a la luz
Suelen quedar programadas en la psique en la tierna infancia, y muchas están tan arraigadas que boicotean nuestro destino, hay casi un vínculo traumático con ellas. En casos así es recomendable pedir ayuda a un/a profesional de la psicología

4. Maldecir a otros/as

Si te dañan es normal mostrar tu enfado, en el contexto adecuado, en el lugar adecuado, de la forma adecuada; otra cosa es ir por la vida maldiciendo al prójimo como forma de estar en el mundo, porque al fin y al cabo eso te va abocar a posibles problemas de hipertensión y a que sufras el efecto boomerang de la energía que envías

5. Diálogo interno negativo

Vinculado a las creencias inconscientes negativas y a un problema de autoestima que conlleva, falta de confianza, amor propio, autorrespeto 

Haz un esfuerzo por cambiar tu narrativa interna negativa por una positiva y verás como de forma sorprendente tus experiencias vitales empiezan también a cambiar

6. Vivir en el pasado

¡Eh! ¡Hola! Estamos en el ahora, el único tiempo real. El pasado es solo una referencia, cerrada, limitada, ya pasó, ya ocurrió, si está detrás es que no tenía que estar aquí. O, ¿tú conduces mirando todo el tiempo por el espejo retrovisor? Absurdo, ¿verdad? Lo mismo ocurre si te quedas mirando al pasado

7. Resistencia al cambio

Be water my friend
La vida nos moldea como a un ánfora de barro. La resistencia solo sirve para rompernos
Lo que resistes persiste, y lo que aceptas te transforma, decía Jung

Acepta que lo único que no cambia es que todo cambia y vive la vida pero permite que ella a ratos también te viva

Lo que es, es...fluye como el río hacia el mar

8. La necesidad de impresionar a otros/as

A no ser que tengas un trastorno narcisista, encubierto, abierto, primario, secundario, en cuyo caso serás un/a yonqui de la adoración externa sin solución ni terapia eficaz; suelta la fantasía de impresionar a otras personas

Entiendo la necesidad de querer encajar; somos seres sociales; pero no la de querer impresionar a otras personas depositando tu validación en lo externo. STOP

Vales mucho por el solo hecho de ser única/o e irrepetible en todo el planeta

Busca la excelencia y date una palmadita en la espalda. Lo(s) demás puro espejismo del ego

9. La necesidad de tener siempre razón 

Suelta y respira la vida...en serio

10. La necesidad de aprobación de las/os demás

En la línea del punto ocho
Hay quienes necesitan buscar su identidad en el reflejo de los demás al no ser capaces de validarse desde dentro, lo cual genera frustración

Debes recuperar tu poder personal, sanar tu autoestima, y aprender (con ayuda profesional o no) a validarte de dentro hacia fuera (empoderamiento), no de fuera hacia dentro (codependencia)



Sígueme en mis Redes Sociales

sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LOS VALORES

¿ CÓMO SABER SI UN HOMBRE TE QUIERE?

Un poema de Rumi sobre la honestidad