LAS SECUELAS DE LA INFIDELIDAD II

Callejeando ayer por un lugar concurrido de mi ciudad, escucho a dos mujeres hablando, no era mi intención, venían detrás de mí. Una le decía a la otra: hoy todo el mundo es infiel. El que tiene el compromiso es él. No tú (esto último es cierto)

Estuve a punto de girarme para ponerme en modo profeta a hablarles de la importancia de los valores y de las secuelas y el dolor que causa la infidelidad. Pero ni soy profeta, ni soy quien para interferir en destinos ajenos. Solo escribo en mi blog, sin más, lanzando palabras al viento por si alguien las recoge y les sirve de ayuda

Ni siquiera me paro a interactuar en mi red social para que tenga audiencia y el algoritmo me dé palmaditas en la espalda

¿Quién dicta la moral?

Nuestra capacidad de autorreflexión, única en nuestra especie. Desde el principio de la existencia humana han existido una serie de valores arquetípicos basados en la premisa de que todo lo que haga sufrir al prójimo no está bien

La gente de corazones honestos lo sabe. Nadie se lo tiene que enseñar

Lamentablemente hoy vivimos tiempos de hedonismo y placer inmediato donde operan sesgos cognitivos como el efecto arrastre: la tendencia a hacer o creer algo porque mucha gente lo hace o lo cree

Y ahí nos encontramos privilegiando la infidelidad siguiendo instintos primarios

La mentalidad de la vida es corta, disfrútala

Da igual si eso implica generar sufrimiento a otro ser humano, o a niños inocentes actores principales dentro de una familia construida hasta que alguien de dentro la destruye con alguien de fuera dispuesto a destruir también

Porque si no quieres estar en un sitio vete, deja ese lugar pero no engañes


Basado en la experiencia y los datos recogidos en las consultas de profesionales de psiquiatría y psicología se ha elaborado un estudio con las principales secuelas de la infidelidad en la víctima: 

1. Trauma con el consiguiente estrés post traumático

Trauma es sinónimo de conmoción, choque

Y es así, es un choque intenso que rompe la base de la relación: la confianza

2. Inestabilidad emocional

El dolor emocional es tan fuerte que la víctima puede tener dificultad para controlar sus emociones: ira, tristeza

Lo peor es que muchas veces el victimario se aprovecha de  las reacciones de su víctima a sus acciones para demostrar al mundo que hizo lo que hizo porque su pareja era una persona intensa, celosa o inestable

3. Culpabilidad

Todo un clásico del perfil de las personas infieles trasladar la culpa para evitar asumir responsabilidades

Y muchas veces la persona engañada termina culpándose por el daño que le ha hecho su pareja, con pensamientos intrusivos recurrentes y la mente en modo disco rayado repasando qué hizo mal

Quizá la pareja estaba en momentos bajos, pero hasta cometer una infidelidad hay muchas acciones conscientes que implican mentiras antes de llegar a ese punto de traición

Díselo a tu pareja



3. Baja autoestima

Cuando se ve afectada la relación con la persona amada, se ve afectada la relación con el "Yo soy" 

4. Depresión o ansiedad

Los celos, la desesperanza e incluso la ideación suicida son emociones recurrentes en victimas de una infidelidad

5. Sentimientos de angustia

Todo forma parte del mismo engranaje: impacto emocional, trauma, estrés post traumático, duelo, depresión o ansiedad, pensamientos negativos recurrentes, sentimientos de angustia, humillación, sentirse roto/a, impotencia, desorientación

En fin todo un cóctel de hormonas negativas para desayunar un largo periodo de tiempo

Como dice la doctora Randi Gunther, destacada psicóloga clínica y consejera matrimonial: 

"La pareja que ha sido traicionada es humillada y torturada emocionalmente cuando surge conocimiento de la infidelidad. Claramente tienen un trauma y experimentan el mismo conjunto de síntomas actualmente descritos por los profesionales como parte del trastorno por estrés postraumático. De manera similar a otras personas que han sufrido amenazas a su seguridad y bienestar emocional y físico, están desorientados y confundidos por lo que pasó"



Pero por desgracia, no vivimos en un mundo ideal de personas con elevada conciencia incapaces de causar heridas profundas a otro ser humano

Estamos en el mundo de la vida es corta, aprovéchala y bajo esa premisa seguirán existiendo quienes traicionen y quienes tienten para traicionar


Sígueme en mis Redes Sociales

sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LOS VALORES

¿ CÓMO SABER SI UN HOMBRE TE QUIERE?

Un poema de Rumi sobre la honestidad