EL PODER DE LA SUPERACIÓN

Hay muchas cosas en esta vida que me hacen feliz, una de ellas, saber que al final  he cruzado un largo puente para escribir otro capítulo 

Uno de superación personal


La vida es un lugar incierto. Las certezas meras utopías. De un momento a otro el destino puede decidir ponerte a prueba y sumergirte en la desesperación

Así funciona el universo. Tiende al caos para evolucionar

La entropía

Nosotros/as también somos sistemas vivos de este universo que podemos vivir momentos de caos como forma de evolución o de destrucción, si no lo superamos

Por eso es importante desarrollar la capacidad de superación o lo que es lo mismo entrenar esta habilidad hasta que se convierta en algo más estable

Pura resiliencia

Primero entrar en el silencio para revisar cuales son las creencias, valores y pensamientos que conforman nuestro mapa de la realidad y si es óptimo para afrontar las adversidades que van a requerir un sobreesfuerzo

Pasar del personaje víctima: ¿Por qué me ha ocurrido esto a mí? 

Al personaje protagonista: ¿Para qué me ha ocurrido? ¿Qué puedo aprender de esta experiencia? 

Cuando te preguntas qué puedes aprender y para qué has pasado  o estás pasando por esta situación, te estás haciendo responsable de la situación y en el momento en el que te responsabilizas tu cerebro se pone en marcha buscando diferentes soluciones

Con la responsabilidad hay cambio, con la falta de ella, ninguno, ni superación o aprendizaje

Solo repetir lo mismo una y otra vez, como en el día de la marmota

Hay que entrenar la MENTALIDAD GANADORA

Ver los problemas como retos y no, como mala suerte

De lo negativo sacar lo positivo

No dejarse vencer. Ese no dejarse vencer significa tener la confianza de que esto también pasará y nos va a llevar a un lugar mejor

Como reza el refrán: Ningún mar en calma hizo a un buen marinero/a

Seguir caminando sí o sí venciendo al miedo, que es el gran bloqueador de tu progreso

Las personas valientes sienten miedo, pero siguen adelante a pesar de ello y no permiten que este les frene

Y como decía Benedetti, NO TE RINDAS

"No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo, 
Aceptar tus sombras, 
Enterrar tus miedos, 
Liberar el lastre, 
Retomar el vuelo. 
No te rindas que la vida es eso, 
Continuar el viaje, 
Perseguir tus sueños, 
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
 Y destapar el cielo. 
No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme, 
Aunque el miedo muerda, 
Aunque el sol se esconda, 
Y se calle el viento, 
Aún hay fuego en tu alma 
Aún hay vida en tus sueños. 
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo 
Porque lo has querido y porque te quiero 
Porque existe el vino y el amor, es cierto. 
Porque no hay heridas que no cure el tiempo"

Y porque es mágico volver a Ítaca, al hogar, aunque sea más despeinada