EL QUE DIRÁN. DEJAR DE DAR PODER A LOS DEMÁS SOBRE NUESTRA VIDA


Desde que nacemos nuestra imagen, nuestro yo soy va construyéndose en función de lo que experimentamos y lo que nos muestran figuras de referencia del entorno. Padres, tutores, profesores, amigos.



Si en la infancia hemos sido criticados en exceso, nos han sobreprotegido, han castrado la expresión de nuestro ser genuino, asfixiándolo entre normas y límites no consensuados, sin tener en cuenta nuestra esencia, nuestra opinión. 

Con toda probabilidad seremos adultos dependientes. Adultos complacientes. 

Situando en el vagón del maquinista las necesidades de los demás, mientras relegamos las nuestras al último compartimento del tren de la vida.

Sobre todo, seremos adultos para quienes la opinión de los demás, EL QUE DIRÁN, tendrá una enorme influencia en nuestro estado emocional y más peso que nuestras opiniones.   


La sociedad actual no contribuye al empoderamiento. Con la llegada de las redes sociales, el gran escaparate, muchos adolescentes y unos cuantos adultos definen su valor en función de los likes. 
Bienvenidos a la época del hedonismo y los selfies. 



Como en una fórmula matemática, el número de likes es directamente proporcional a nuestra satisfacción personal. Y viceversa. 

Una foto, un post con pocos likes o algún comentario negativo puede afectar a aquellas personas sensibles al beneplácito del respetable. 

De esta forma, sea en la vida real o virtual estamos regalando nuestro poder a los demás para que ellos definan nuestra valía. 


Si eres una de esas personas que da excesiva importancia a lo que digan otros, tienes una cita importante pendiente. 

Esa cita es contigo. 

Hubo un momento, quizás cuando eras pequeño, donde te desconectaste de tu poder real. Tu valor como ser humano. 

Le diste la espalda a quien eras. Por eso no te reconoces y esperas que los demás lo hagan por ti. 


Lo más importante que debes saber es: NO GUSTAMOS A TODO EL MUNDO. 

Es una máxima universal. 

Por muy excepcional que seas como ser humano siempre habrá alguien a quien no le gustes.

La paradoja del asunto es, que cuánto más te gustes tú, más gustarás a otros. 

Deja de desperdiciar energía con comentarios externos sobre como eres, como te ven,  o lo que haces. No dependen de ti. Están fuera de tu control. 

Cada persona evalúa según su percepción del mundo en base a sus creencias, pensamientos, sentimientos e intereses. 


En ocasiones; como ya comenté en otro post; los juicios ajenos lo que buscan es manipular, controlar o hacerte sentir mal. 

Debes aprender a distinguir entre crítica constructiva y destructiva.

Si aporta a tu vida. Cómprala

Si es negativa, no  le dediques ni un nanosegundo . Te quita energía. Te conecta con emociones perjudiciales.

Procúrate una vida emocionalmente saludable y ecológica. 


Mantén un diálogo profundo con tu yo soy.
Escribe tus cualidades. Tus defectos. 
Ámate y acéptate como eres. 
Conócete. 
RECONÓCETE <pilar de la autoestima>

DEFINE TU VALOR. Tu forma de estar en el mundo. 

Si te quieres y respetas; dejarás de ser como hoja al viento ante los comentarios de los demás. 



Es un entrenamiento diario. 

¿Quién soy?
¿Qué deseo?
Me quiero. 
Me acepto


Acepta los juicios de los otros solo si te sirven. Te potencian. Te dan energía. 

Si te la quitan. No le des importancia. Sigue tu camino con el foco iluminando quien eres y lo que deseas. 





Define tu territorio vital. Pon límites sanos en función de tus valores de cabecera y tu plan de vida. 

Es muy liberador decir NO cuando es necesario. 

CREE QUE PUEDES PORQUE PUEDES

TOMA CONCIENCIA DE TUS CAPACIDADES. CONFÍA

ERES EL CAPITÁN DE TU VIDA. No una marioneta. Un títere. 



ERES ÚNICO E IRREPETIBLE. RESPÉTATE POR ESO 

REPITO ERES ÚNICO. ÚNICA 

IRREPETIBLE

NO HAY OTRO SER HUMANO COMO TÚ EN EL PLANETA

CELÉBRALO







Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

FRASES QUE INSPIRAN. LECCIONES DE SABIDURÍA

LECCIONES DE VIDA. CON LOS AÑOS APRENDÍ

SI VAS A INTENTARLO, VE HASTA EL FINAL