EL VALOR DE UNA SONRISA Y UNA EXPOSICIÓN SOBRE PERSONAS FELICES

A veces las cosas más maravillosas de la vida son aquellas que pasan de lado, como en una leve brisa. Una sonrisa, un cálido abrazo, una palabra amable de un desconocido, una ducha caliente al volver a casa con el frío  instalado en el tuétano.

Sumergidos en la rutina hemos olvidado el significado de los milagros. La magia de los pequeños detalles. El poder de lo intangible.

El año pasado escribí un post sobre LOS BENEFICIOS FISIOLÓGICOS DE LA RISA

El cuerpo humano es una máquina perfecta programada para trabajar a nuestro favor. Tenemos recursos increíbles cuya finalidad es crearnos un estado de bienestar. 

La sonrisa es uno de esos recursos. 

Cuando sonreímos segregamos endorfinas, nos relajamos, activamos el sistema inmunológico, liberamos tensiones musculares, elevamos el estado de ánimo (aunque la sonrisa sea forzada), aumentamos el colágeno en piel,tenemos más posibilidades de triunfar, proyectamos confianza, cercanía, nos conectamos con patrones de pensamiento positivos.

Cuando sonreímos a los demás, gracias a las neuronas espejo, podemos trasmitirles todos estos beneficios. 

Algo tan aparentemente insignificante ALARGA LA VIDA.

¿A qué esperas para sonreir(te) al mundo?




Las personas felices tienen un máster en risas. Son auténticas expertas. Por eso me gusta tanto seguirles la pista. En esa búsqueda hace poco llegué a la página de la fotógrafa húngara EVA SZOMBAT. Se presenta como alguien interesada en la felicidad hace muchos años. Ha reflexionado sobre quiénes están destinados a ser felices. Quiénes saben, a pesar de las dificultades, mantener un estado mental positivo.

El resultado de estas reflexiones: su trabajo Practitioners. Una descarga de color y creatividad para los sentidos. Como protagonistas; personas que viven conectadas con su fuente generadora de felicidad. 












Sígueme en mis Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

FRASES QUE INSPIRAN. LECCIONES DE SABIDURÍA

CUIDAR EL CORAZÓN

CLAVES PARA DESARROLLAR NUESTRA CREATIVIDAD