LONGEVIDAD Y RELACIONES SALUDABLES

En 1938, durante la gran depresión, un grupo de científicos de la universidad de Harvard decidió poner en marcha un estudio longitudinal para determinar cuales eran los factores relevantes que garantizaban una vida longeva y feliz 

Para ello seleccionaron dos grupos. El primero formado por 268 voluntarios, todos estudiantes de la prestigiosa universidad, entre los que se encontraba el ex presidente John Fitzgerald Kennedy;  y el segundo formado por jóvenes de los suburbios de Boston que intentaban sobrevivir, realizando trabajos eventuales, a la fuerte crisis económica de aquel momento 

A lo largo de los más de 80 años de estudio, los diferentes investigadores han hecho un seguimiento de la salud y vida en general de los participantes, recogiendo información sobre sus fracasos y éxitos personales y profesionales y sobre las contingencias del destino que tuvieron que afrontar

A priori se podría deducir que aquellos que gozaron de una vida "prestigiosa", con abundancia económica y reconocimiento social iban a ser mucho más felices y longevos

Sin embargo este estudio ha revelado que el factor definitivo para gozar de una vida saludable y longeva es LA CALIDAD DE NUESTRAS RELACIONES con familia, pareja y amistades

Ni la genética, ni el dinero o la fama,  ni siquiera en algunos casos los hábitos saludables garantizan un vida perdurable en el tiempo y hasta la ancianidad si nos rodeamos de personas tóxicas que nos hacen sufrir y nos llevan a un averno de soledad emocional donde podemos enfermar física y mentalmente

La peor soledad es aquella compartida, cuando quien está a tu lado no te protege, no te apoya, te traiciona, te miente, o te abandona aún quedándose contigo y peor aún te puede llegar a responsabilizar de sus traiciones

Según Waldinger, "la soledad mata, y es tan dañina como el alcoholismo o el tabaquismo". Sin embargo,  "las relaciones estrechas con personas en las cuales podemos CONFIAR, nos protegen de los disgustos de la vida y ayudan a retrasar el deterioro mental y físico, además de convertirse en el mejor predictor de una vida larga y feliz"

"Cuidar el cuerpo es importante, pero atender las relaciones y rodearnos de personas confiables, buenas, positivas, que nos amen y respeten de verdad es una forma de AUTOCUIDADO. Esa, creo es la revelación"


Foto de Kelly Sikkema en Unsplash

De nada sirve que llevemos una dieta saludable y hagamos deporte a diario si no sabemos rodearnos de EQUIPO A FAVOR, de personas que nos impulsen a un lugar mejor

Las buenas relaciones no solo protegen nuestro cuerpo; protegen nuestro cerebro

Nada alivia más que el abrazo sincero de tu pareja, perderte en ese lugar seguro donde sabes que no te van a fallar. 

O volver al nido de la infancia (si fue un buen nido) a compartir la calidez de la familia

O sencillamente disfrutar de una enriquecedora conversación con sabor a té de frutas con tus mejores amigas, esas compañeras de cordada que nunca fallan


En ocasiones la vida es así de simple. Buena gente, con buenas intenciones

 



Sígueme en mis Redes Sociales

sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

OBJETIVOS 2022. PLAN DE ACCIÓN