EJERCICIOS PARA RECUPERAR LA CALMA INTERIOR

Es sabido que vivimos navegando en la superficie de lo que es realmente importante, viajando casi a la velocidad de la luz, recibiendo mil impactos de información casi por nano segundo

Somos sociedades inflamadas por el exceso de cortisol, la principal hormona del estrés, esa que acelera nuestro pulso y tensa nuestros músculos porque siente la amenaza de un "depredador"

Solo que hoy en día, esos depredadores, la mayoría de las veces, son el exceso de horario laboral, las exigencias del ego consumista, el modo multitask en el que vivimos

Y esa es la razón por la cual debemos hacer malabares para mantener la calma interior

Lo primero que debes saber es que no puedes serenar un cerebro con exceso de cortisol desde la mente repitiendo, por ejemplo, cálmate 

Tienes que actuar en el cuerpo para que este empiece a segregar oxitocina. La forma más rápida, si tienes la fortuna de ser mamá con bebé lactante es darle el pecho
También abrazar a alguien en quien puedas confiar durante 3 minutos 

Pero como esto no es accesible a todo el mundo, voy a compartir contigo algunos ejercicios efectivos 

Respira y confía <la vida es tan bonita>

Ejercicio 1

Frunce el ceño y llévalo lo más alto posible. Repítelo hasta que sientas la frente relajada
Repite las cinco vocales gesticulando mucho
Aprieta los labios, sonríe. Relaja la sonrisa. Hazlo de nuevo. Repite 2 o 3 veces

Ejercicio 2:

De pie con los pies ligeramente separados y la pelvis proyectada hacia delante. 
Respira de forma profunda mientras levantas los hombros hacia las orejas y cierras los puños. Retén 5 segundos y exhala rápidamente relajando hombros y manos (abriendo los puños)
Repite 8 veces

Ejercicio 3:

Siéntate con la espalda recta y los pies bien anclados al suelo
Pon las manos un poco por encima de tu ombligo
Inspira de forma profunda y lenta por la nariz hinchando el vientre y espira despacio contrayendo el vientre
Repite 20 veces

Ejercicio 4: 

De pie, con los pies separados a la altura de los hombros, cabeza recta
Inspira de forma lenta por la nariz hinchando el vientre
Espira muy despacio por la boca imaginando que soplas a través de una pajita (si tienes una pajita sería genial que la utilizases)
Cuando inspires contrae los hombros
Cuando espires relájalos
Repite 5 veces

Ejercicio 5:

Siéntate frente al lavabo. Abre un poco el grifo para que salga un hilo de agua fría
Deja que caiga en el centro de la palma de tu mano izquierda durante 2 minutos

Ejercicio 6:

Este ejercicio es muy efectivo para estimular el nervio vago, si quieres saber más  sobre los beneficios de estimular el nervio vago, pincha AQUÍ

Agarra tus orejas con el dedo pulgar y el índice. Masajea poco a poco toda la superficie de la oreja
Pinza los lóbulos y dale tirones de forma suave
Ahora pon las manos sobre las orejas y haz movimientos circulares, ligeramente

Ejercicio 7:

De pie, con las piernas ligeramente abiertas. Coloca tus manos sobre la parte inferior de la caja torácica, la terminar las costillas, con las puntas de los dedos corazón tocándose
Inspira de forma profunda y lenta por la nariz al mismo tiempo que separas las manos sin levantarlas hinchando el vientre
Espira por la boca muy despacio volviendo las manos a la posición de inicio con los dedos corazón tocándose contrayendo el vientre


Con estos ejercicios empezarás a segregar oxitocina y a sentir la leve caricia de la calma interior






Sígueme en mis Redes Sociales

sígueme en Instagram

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LOS VALORES

¿ CÓMO SABER SI UN HOMBRE TE QUIERE?

Un poema de Rumi sobre la honestidad