Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

AFRONTAR LOS PROBLEMAS DE MANERA EFICAZ

Imagen
Como sostenía uno de los genios del pasado siglo, la crisis, los problemas, son una BENDICIÓN. Es en ese lugar donde nos sentimos perdidos, a veces derrotados, donde podemos encontrar la mejor versión de nosotros mismos y evolucionar.   De pequeños aprendemos a caminar cayéndonos y levantándonos una y otra vez. De esta forma el cuerpo va adquiriendo práctica, fortaleza, equilibrio. Y al final un día sucede. Caminamos erguidos sin la necesidad de dos brazos que nos sostengan.  Ese recuerdo se ha borrado de nuestra memoria. Sin embargo, cuando un bebé por fin puede levantarse sin ayuda y caminar, siente una enorme sensación de satisfacción interna. Es maravilloso ver como ríen a carcajadas yendo de un lugar a otro. Se ha abierto ante ellos un nuevo mundo.    La física sostiene, que todos los sistemas vivos tienden a la máxima entropía; tienden al caos para CRECER y EVOLUCIONAR. Los que sucumben se mueren, los que lo superan se TRANSFORMAN optimizando sus recursos. 

PERSONAS SOLIDARIAS. RASGOS COMUNES

Imagen
Antes de perderme diez días quiero hablaros de las personas solidarias. Esas que tienen como objetivo vital que otros consigan sus objetivos, o sencillamente que otros vivan. La solidaridad es un valor humano por excelencia. Empieza a gestarse en la infancia. Con el ejemplo de figuras de referencia.  Es cierto también que hay a quienes el sufrimiento, las carencias o abusos en su etapa infantil les ha servido de revulsivo para dar lo mejor de sí como adultos.  En un mundo, como me decía el otro día un colega, donde estamos generando una sociedad hedonista y superficial, cruzarte por el camino con esta admirable especie de humanos es una bocanada de aire fresco.  Una mano extraña convertida en amiga en los malos momentos.  Recuerdo a Óscar Palleiro joven bombero de mi tierra. Un día se levantó y decidió,junto a otros compañeros de profesión, irse a Lesbos a salvar a quienes huían del horror de una guerra que no habían provocado.  No solo puso al servicio

SUPERAR EL DESAMOR

Imagen
La mayoría de los mortales hemos vivido la experiencia del desamor. Solo unos pocos tocados por la varita del destino y los hados han encontrado a su compañero y compañera de viaje y danzan al compás de la vida sin haber tenido que pasar por esta dolorosa experiencia.  A mi me lo rompieron una vez. No recuerdo haber sentido algo tan profundo y desgarrador. No podía retener el aire en mis pulmones. Debía dar bocanadas en un intento por oxigenar mi cuerpo.  A pesar de mi profundo agradecimiento a la vida y mi capacidad de lucha y de poder sonreír ante las adversidades, gracias a la educación que recibí y tener una familia ejemplar en ese sentido. Vivía momentos donde volvía al dolor, justo a su epicentro y en ese instante todo mi sistema me llevaba a él. Entraba en la necesidad  compulsiva de recibir un mensaje. Un mail. Algo. Me quedaba absorta mirando sus fotos, escuchando You are not alone de Michael Jackson, preguntándome ¿Por qué? Porqué no había sido correspondid

LOS BENEFICIOS DE LA RISA

Imagen
Mi móvil pasó a mejor vida. De repente. Sin esperarlo. Dejó de funcionar.  Me apresuré a ponerme en contacto con el equipo técnico de la compañía de teléfonos para descubrir, no solo que no tenía arreglo y mi nuevo terminal llegaría en una semana (lo cual significaba siete días offline), sino que había perdido, entre otras cosas, todas las fotos de la galería.    Esto después de haber pasado un par de semanas callejeando por Europa, siguiendo la pista de Masones, Templarios y catedrales góticas.  Mi mente entró en una especie de espiral neurótica transitoria.  ¿Ahora qué? Se cruzaron por mi cabeza mil pensamientos. Y si me llaman de... Y si anulan reuniones o cambian la hora... Y cómo aviso a esta amiga.... Y si piensan que no contesto al whatss por falta de educación, enfado o rechazo... Y si se preocupan por si he sido abducida por marcianos.... Y si creen que al aparecer solo un check he bloqueado... Y si voy por una calle solitaria me mareo

LA BELLEZA Y EL AMOR. UN MICRORRELATO Y UN POEMA DE RUMI

Imagen
Hacía tiempo ella se había comprometido con la verdad. Sabía que ello implicaba renuncias dolorosas, sin embargo había aprendido a ser como el agua del río adaptándose a los obstáculos del camino con el único objetivo de llegar al mar. Esta vez era diferente. Su alma se había divido en dos. No lograba hablar con el viento. Ni escuchar las estrellas. Solo sentía un enorme caos en su interior. Como el revolotear de las hojas en las tardes de otoño. Huir era la única opción. Huir del caos, del otoño, del silencio de las estrellas, de aquella extraña. De él. Pero cuánto más trataba de alejarse más cerca se sentía del caos, del otoño, del silencio de las estrellas, de aquella extraña. De él. Y todo empezaba de nuevo.  Como un extraño ritual de iniciación de lejanas tierras. Deseaba volver al calor del hogar. Peinar su alma. Hilvanar el corazón. Alejar las cenizas de la batalla. Recordar lo olvidado en lo profundo. Danzar con la lentitud de la hoguera de las emociones cr